sábado, 24 de octubre de 2009

Los frutos del Otoño.

Tras los calores y bochornos del verano, el otoño aparece esperanzador. Aunque hay personas a las que invade la tristeza y la melancolía, aunque las hojas se caen y se esculpen sobre los troncos enfermizas figuras, escuálidas y raquíticas ...  en esta estación del año también son muchos los árboles  que nos recuerdan, mientras se desnudan, que debemos recolectar su fruta: es ahora cuando se les descarga de sus otoñales frutos al membrillo, a la noguera, al caqui, al castaño, al almendro.... y, a la vez, se les prepara para que inicien un nuevo ciclo creativo.

4 comentarios:

  1. Recuerdo, a propósito de la idea que nos expones en tu entrada, Antonio, que todas las culturas primitivas festejaban y sacralizaban de una manera especial la recolección de las cosechas. Los frutos de la tierra -la siembra y la recolección- eran sagrados para el hombre.
    La tierra se ha encargado siempre de alimentar al hombre y, por ello, hay que tratar con cuidado a nuestra “Madre Tierra”.
    Saludos
    Rocío

    ResponderEliminar
  2. .
    Gracias Rocío por el comentario, !!y a disfrutar del otoño y de sus colores!!.
    Feliz semana.
    .

    ResponderEliminar
  3. Hola no soy persona de otoño me entristece y me pone melancólica, demasiada noche, aunque si me gusta el colorido de los árboles cuando van perdiendo sus hojas y los frutos de este tiempo,como las castañas y nueces.
    Un saludo………….Pilar

    ResponderEliminar
  4. .
    Gracias por el comentario, Pilar. Y vamos a dormir, que ya es hora. Buenas noches.
    Antonio
    .

    ResponderEliminar