jueves, 30 de diciembre de 2010

Año Nuevo, Vida Nueva.

A veces, la Vida nos lleva por caminos no deseados, en los que sólo alcanzamos a contemplar paisajes que no reconocemos como nuestros. Darnos cuenta de que no nos encontramos a gusto recorriendo dichos derroteros, ya es un primer paso en el desempeño de lograr abandonarlos; el siguiente paso debemos darlo cuando el camino, de paisajes esteparios e inhóspitos, se cruce con otro de objetivos más acordes a nuestros anhelos. El comienzo de un nuevo año puede suponer la coyuntura perfecta para tomar un nuevo rumbo y olvidar el erróneo. Feliz Año Nuevo 2011.

2 comentarios:

  1. Antonio, Feliz Año y espero que en este año que acaba de comenzar encuentres ese rumbo tuyo que mencionas y que todos debemos encontrar. Deseo que discurras por paisajes deseados y agradables. No está nada mal como proyecto para el nuevo año. Mi propósito es similar al tuyo: despejar incognitas y realizar más intensamente mi propia vida.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Rocío por tu comentario; lo que en esta entrada se transmite, no tiene por qué ser nada particular, sino que se escribe con tintes generales, para que lo tomen aquellas personas a las que les pueda servir.

    Feliz 2011.

    ResponderEliminar