martes, 8 de marzo de 2011

Capítulo 3. Las Clases de Suelo (y IV).

El suelo urbanizable y sus categorías.

El artículo 47 de la LOUA no describe el concepto de suelo urbanizable, entendiéndose que todo suelo que no posea las características de urbano ni las de no urbanizable, será suelo urbanizable. Lo que sí hace el artículo 47 es determinar las categorías que pueden integrar esta clase de suelo:
a) Suelo urbanizable ordenado, integrado por los terrenos que formen el o los sectores para los que el Plan establezca directamente la ordenación detallada que legitime la actividad de ejecución, en función de las necesidades y previsiones de desarrollo urbanístico municipal.
b) Suelo urbanizable sectorizado, integrado por los terrenos suficientes y más idóneos para absorber los crecimientos previsibles, de acuerdo con los criterios fijados por el Plan General de Ordenación Urbanística. Este plan delimitará uno o más sectores, y fijará las condiciones y los requerimientos exigibles para su transformación mediante el o los pertinentes Planes Parciales de Ordenación. Desde la aprobación de su ordenación detallada, este suelo pasará a tener la consideración de suelo urbanizable ordenado.
c) Suelo urbanizable no sectorizado, integrado por los restantes terrenos adscritos a esta clase de suelo. Esta categoría deberá tener en cuenta las características naturales y estructurales del municipio, así como la capacidad de integración de los usos del suelo y las exigencias de su crecimiento racional, proporcionado y sostenible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario