sábado, 18 de mayo de 2013

Fe de erratas.

Por Dani Alés
www.daniales.com
«Me gustan mis errores; no quisiera renunciar a la deliciosa libertad de equivocarme»
Charles Chaplin

Errores: tontos, ineludibles, absurdos, necesarios. Los hay de todos los tipos y tamaños, en color o en blanco y negro, dulces y amargos, los hay gelatinosos, histriónicos, pesados como un plomo o una mentira, astutos, cobardes, miserables. Para gustos, los errores.

Errores, el punto de partida de todo aprendizaje. La piedra y la misma piedra y la misma piedra de un tropezón que repetimos siempre y que nos recuerda que el suelo está muy duro, que cuesta levantarse.

La cosa no está en no cometerlos, sino en saber que están ahí cuando menos te lo esperas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario